Le chupa la verga a un cliente por un agujero

Trabaja como dependienta en una tienda de juguetes sexuales y ofrece un servicio muy peculiar. Ella tiene una habitación en el almacén a la que le ha puesto una pared en medio y un agujero por donde cabe una polla. El siguiente cliente es un negro con una polla enorme dispuesto a que se la chupe y sentir cómo esta chica se llena de corrida en su bella cara.

Videos relacionados