Pelirroja es castigada en su trabajo

Acaba de cometer el mayor error de su vida trabajando y le ha costado una pérdida muy grande a su jefe. Él está muy molesto y quiere echarla sin pensarlo. Ella le suplica que le dé una oportunidad y, su jefe solo tiene una forma de perdonarla... Que tenga sexo con él. La pelirroja dispuesta a todo por conservar su trabajo se tira sobre la mesa del despacho y se abre de piernas para que su patrón haga lo que él quiera. Luego, lo premia con una buena mamada.

Videos relacionados