Pide un tuppersex a domicilio

Una negra muy traviesa le pide a un vendedor de juguetes eróticos que le haga una presentación de sus productos porque quiere innovar pero la cosa se calienta y ella le pide hacerle una mamada para poder inspirarse y poder usar luego los juguetes aún más cachonda. Él acepta y le acaba dejando la cara llena de corrida. Para ella, todo un placer que hace que logre su cometido.

Videos relacionados